buscador

c

Características políticas, sociales y económicas De Joaquín Balaguer y Don Antonio Guzmán

Características Políticas, sociales y Económicas Durante el Gobierno de

Joaquín Balaguer (1974-1978) y Don Antonio Guzmán Fernández (1978-1982)


Cada gestión

Es relevante destacar que la cuarta república se caracterizó por un periodo que marcó la caída de la dictadura de Trujillo que engendró en el país una férrea represión política y supresión total de los derechos fundamentales y las libertades públicas, así como la inexistencia de un estado de derecho propio de un sistema democrático. También fue notoria la negación a permitir un proceso democrático institucional, que implicara la celebración de elecciones para la selección de los gobernantes del país.

Luego de la desaparición del indicado gobierno despótico en el año 1961, son establecidas las primeras normas para regular la sucesión presidencial por elecciones en la época moderna. Un proceso de cambios vertiginosos, desde la abortada constitución democrática y participativa del gobierno sietemesino del Profesor Juan Bosch, hasta el establecimiento de la Junta Central Electoral como organismo rector de la sucesión presidencial.

En el aspecto político y económico esa cuarta república marcó el nacimiento del capitalismo como fuente de desarrollo social; impuesta bajo el esquema establecido por Estados Unidos de América, sustentado en la creación de burgueses, mediante el uso de los fondos y recursos del Estado, como garantía del desarrollo económico y el establecimiento de zonas industriales, así como las vías de enriquecimiento a través de construcción en el sector público, patrocinada por el presupuesto nacional.

En el aspecto institucional se propicio el adecentamiento y la democratización de los cuerpos militares; también reformas constitucionales para garantizar estabilidad política y justicia social. Fue a su vez un hecho relevante de esa cuarta República en su fase inicial, la permisibilidad progresiva de la participación política y la disidencia partidaria, entre otros atributos del sistema democrático. En este caldo de cultivo podríamos decir que se desarrollaron los gobiernos que son analizados en este ensayo.

El tercer periodo de gobierno del Dr. Balaguer de los doce años, surge de un proceso electoral salpicado de acusaciones contra el Presidente de turno (Joaquín Balaguer) de crear condiciones para relegirse. El Partido Revolucionario Dominicano, que encabezó el famoso acuerdo de Santiago, que auspiciaba la candidatura de Antonio Guzmán Fernández, se abstuvo de presentar aspiración en las elecciones del 1974, bajo el alegato de que la participación de los militares habían ennegrecido el ambiente electoral y que no existían mínimas condiciones para unas elecciones limpias (Wikipedia, 2012).

En esa ocasión el Dr. Balaguer participó en las elecciones con un candidato de poca monta y acusado de ser acolito del propio presidente de la Republica y candidato a relegirse, ocurriendo que el presidente candidato ganara las elecciones con el 84.70% de los votos y con una abstención del 50% de los electores.

Este periodo de gobierno continuó la política de construcción de avenidas, sobre todo en la Capital de la Republica, así como una sostenida política de construcción de viviendas. Se mantuvo en este periodo una intensa represión política, y los desafueros de la ya muy conocida "Banca Colora" (un grupo paramilitar) que a la fecha tenía un saldo de muerto considerable.

En el periodo señalado fallecieron importantes lideres políticos, sindicales y sociales: en 1974 es muerta por grupos paramilitares la dirigente campesina Florida Soriano (Mama Tingo); un año después (1975) es muerto el periodista Orlando Martínez, en 1975 José Vizcaíno y Luis Martínez, en 1977 los dirigentes izquierdistas Guillermo Ruborosa Fermín y Héctor García (Wikipedia, 2012).

En lo que respecta a las libertades públicas el gobierno de Balaguer, fue característicamente diferente al gobierno de Antonio Guzmán Fernández, ambas gestiones tuvieron actitudes diametral hacia la tolerancia política, a ese respecto señala (Vargas, 2011), refiriéndose al gobierno de Balaguer: "Es importante destacar que en cuanto al movimiento de izquierda se encontraba en una etapa de laceración, toda vez que había atravesado por los acontecimientos de la famosa operación "chapeo", que años atrás provoco el regreso sorpresivo del Profesor Juan Bosch principal líder político de oposición, quien denuncio que Balaguer tenía una lista de dirigentes izquierdistas para eliminarlos, tanto fuera como dentro de las cárceles.

En ese acontecimiento fueron eliminados cientos de dirigentes conocidos y sindicados por los cuerpos de investigación del régimen Balaguerista que se había entronizado en el poder, haciendo uso de la represión política e ideológica, hecho que dieron una connotación de oposición violenta a las izquierdas, cuya actitud ante las elecciones fue de sabotaje y oposición a los torneos electorales.

So tienes a su vez la fuente citada que "Los partidos de izquierdas en los primeros años del periodo analizado, pueden ser definidos como grupos de presión, toda vez que no pretendían la toma de poder, sino el sabotaje y la festinación de los torneos eleccionarios que se celebraron en ese interregno. Es importante destacar que los movimientos de izquierda desgastaron mucho esfuerzo en las luchas entre estos, conatos de choque que provoco la muerte de muchos de sus miembros, además del descredito del propio movimiento, donde estos se acusaban mutuamente de agentes de potencias extranjeras".

También, el presidente Joaquín Balaguer, incumplió promesas sobre la reforma agraria, ya que la pequeña minoría de propietarios autóctonos y las compañías estadounidenses continuaban poseyendo la mayoría de las tierras cultivables y las de mejor calidad.

Pero cuando anunció su intención de optar a un cuarto mandato consecutivo en las elecciones del 16 de mayo de 1978, y con un fondo de deceleración económica, el repudio popular alcanzó tal calibre que la derrota en las urnas ante el PRD se antojó inevitable. Balaguer se enfrentó a Antonio Guzmán del Partido Revolucionario Dominicano, pero cuando los resultados electorales mostraron una tendencia en favor de Guzmán, el ejército detuvo el conteo. Sin embargo, en medio de enérgicas protestas en el país y una fuerte presión en el extranjero por parte de Jimmy Carter, el conteo se reanudo. Cuando se dieron los resultados, Guzmán dio a Balaguer la primera derrota de su carrera política. Cuando Balaguer dejó el cargo, fue la primera vez en la historia de la República Dominicana que un presidente en ejercicio tranquilamente cede el poder a un miembro elegido de la oposición (Wikipedia, 2012).

Sin embargo, en cuanto a la gestión de Antonio Guzmán en el aspecto institucional fiere que "promulgó una Ley de Amnistía, poniendo en libertad a centenares de presos políticos y permitiendo el regreso de decenas de exiliados del régimen anterior. Derogó las medidas administrativas vigentes que atentaban contra el disfrute de las libertades individuales y creó un ambiente democrático produciendo una apertura a la pluralidad política y partidaria. Recuperó el derecho de libre tránsito de los dominicanos" (PRD, 2012).

La dirección económica imprimida por Joaquín Balaguer en el periodo señalado, continuó la política de construcción de avenidas, sobre todo en la Capital de la Republica, así como una sostenida política de construcción de viviendas. Se mantuvo en este periodo una intensa represión política, y los desafueros de la ya muy conocida Banca Colora (un grupo paramilitar) que a la fecha tenía un saldo de muerto considerable.

En las políticas agrarias de ambos administración, se pueden extraer diferencias sustanciales, mientras que el presidente Joaquín Balaguer, con una gran experiencia de estado, sabedor de que los principales focos poblacionales se encontraban en la ciudades, dio mayor importancia a la política de la construcción dedicando pocos recursos a la asistencia agrícola, dando continuación a las policías agrarias aplicadas en sus gestiones anteriores.

Los centros urbanos blanco de la inmigración campesina hacia la ciudad, aportaban mayores votos, por lo cual de forma indirecta se fomento el éxodo hacia las ciudades, inicio reformas agrarias con la repartición de tierra a pequeños y medianos productores, resultando que estas porciones de terrenos fueran entregadas a sus acólitos políticos.

Durante este periodo se produce la caída del precio de la azúcar, que constituía la fuente fundamental de la economía dominicana, generando la sustitución de producción y el fomento de las zonas francas posteriormente.

Durante la gestión del presidente perredeista, fueron dedicados importantes recursos a la producción agrícola, especialmente al arroz, plátano y otros productos del consumo tradicional de los dominicanos, no obstante la afectación del territorio nacional por fenómenos meteorológicos, el país no sufrió de desabastecimiento agrícola.

Sin embargo, en cuanto al gobierno del Partido Revolucionario dominicano. Esta gestión de gobierno en el aspecto económico se podría señalar que su política económica puede resumirse diciendo que fue de incentivo al desarrollo agrícola y la agroindustria como principales fuentes de empleo para las zonas rurales. Los productos de la dieta diaria estuvieron al alcance de la mayoría. Protegió la pequeña y mediana industria, limitó las importaciones suntuarias. El grueso de los fondos del presupuesto estuvo dirigido hacia la agricultura debido a la necesidad de cubrir la demanda y evitar las importaciones (PRD, 2012).

Se introdujeron las leyes que aplicarían una reforma en el sector agrícola; éstas protegían al pequeño campesino por el Estado. Fueron rechazadas por los latifundistas, y su puesta en práctica resultó muy limitada. Bajo el influjo agrarista, se creó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo la carrera de Pedagogía Mención Desarrollo Agrícola y Rural, con el propósito de llevar a la zona rural un modelo educativo centrado en la producción agropecuaria (PRD, 2012).

Aspectos educativos de ambos gobiernos: se podría afirmar que el gobierno de Don Antonio Guzmán Fernández, En lo educativo, además de un conjunto de leyes y decretos, inició "la construcción de 4 politécnicos regionales, en Higüey (Agroindustrial), Azua (Pesquero), Santiago (Industrial) y Santo Domingo(Industrial), conocido este último como la Escuela Nacional de Artes y Oficios." "Construcción de la Escuela Laboral de San Francisco de Macorís, inicio de la de Santiago, Fortalecimiento de los Talleres de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional". "Amplió la cobertura de la Educación Básica, de acuerdo al compromiso asumido con el Proyecto Principal de la Educación para América Latina y el Caribe que orientaba la UNESCO, 1981" (PRD, 2012).

Durante los gobiernos del Dr. Balaguer, los aportes a la educación fueron desproporcionales con relación a las grandes sumas de dinero del presupuesto nacional dedicados a las obras de la construcción, sobre todo de vivienda multifamiliares (Wikipedia, 2012).

El gobierno balaguerista, convirtió los cuerpos militares en centros de promoción de su relección presidencial y de combate ideológico contra el peligro del comunismo, promoviendo de estos cuerpos militares y policiales la propaganda anticomunista, apoyada en varias leyes creadas con el fin de justificar la persecución y asesinatos de militantes de izquierda.

En cambio el cuatrienio del hacendado Silvestre Antonio Guzmán Fernández, sobre las políticas institucionales, realizó diversos cambios sustanciales, reformulando instituciones publicas del estado impregnado de caudillismo, entre otros cambios sustanciales, tales como la abolición de unas 19 leyes y 9 decretos se crearon diversos mecanismos legales para el desarrollo institucional del país. Institucionalización y despolitización de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (PRD, 2012).

Los aportes a la institucionalidad, a la democracia, también el desarrollo social y económico de ambas gestiones, se podrían resumir en los conceptos siguientes: En cuanto al desempeño económico de ambos gobiernos, sobre la gestión de Antonio Guzmán, se podría decir que pese al informe del Banco central dominicano (1978-80) da cuenta de que la factura petrolera paso aproximadamente de 190 millones de dls. En 1978, a más de 314 millones en 1979, y a mas de 500 millones en cada uno de los años subsiguientes. Cabe resaltar que para esta época las exportaciones totales eran insuficientes y todavía el turismo, zonas francas y las remesas eran sectores de poca significación (Monografia.com, 2012).

La tercera etapa se puede fijar a partir de 1974 a 1978, aquí la economía sufrió los aumentos del petróleo lo que provoco una desaceleración de su economía en cuanto a crecimiento. En su libro "40 años de economía dominicana", Carlos Despradel menciona; que la tasa de crecimiento del PIB, pasa de un formidable 12.1% en 1973 a 5.2% en 1975, cuando todo parecía indicar que la economía dominicana necesitaba con urgencia un cambio de orientación y de nuevos estímulos a la luz de los cambios que se habían producido en la economía internacional. Balaguer procedió a fortalecer el aparato económico nacional; su política se baso en el fomento del sector agrario, incentivo de la producción industrial y estimulo a la inversión extranjera (Monografia.com, 2012).

De 1969 a 1974 se produjo un aumento de las exportaciones. La inversión mayor se destinó a las construcciones de viviendas, puentes, caminos vecinales, carreteras y otros. Trató de poner en marcha un plan de Reforma Agraria, para lo cual se promulgaron leyes en 1972. En este período, de 1969 a 1974, se agudizó la represión política que consistió en muertes, persecuciones y desapariciones de opositores a su gobierno y de personas acusadas de comunistas. También hubo manejos administrativos inadecuados por parte de algunos funcionarios. Algunos en la actualidad, han sido sometidos a la justicia (Rincon del Vago, 1998).

Sobre las reformas constitucionales realizadas, en estos dos periodos no se produjeron cambios a principal instrumento constitucional. En este aspecto ambas gestiones fueron características, por un lado la administración de Balaguer de desempeño con la constitución del 1966, que daba grandes funciones al presidente de la República, facultad que le sirvió de sostén legal para generar en el país un estado de represión

Las formas o el estilo de cada gobierno. En este aspecto es importante destacar que ambas gestiones públicas presentaron características diferentes, esto es que el gobierno del Dr. Joaquín Balaguer, siendo una continuación de sus anteriores gestiones (1970 y 1974), tuvieron con fundamento esencial la creación de millonarios (que en otras palabras, no eran mas que los ansiados capitalistas), para impulsar el desarrollo del capitalismo, combinado con una política de construcción publica, mediante la inversión de los fondos del presupuesto nacional, cuyo punto positivo, la no recurrencia a empréstitos nacionales e internacionales.

Sin embargo, la administración de Don Antonio Guzmán Fernández, se fundamento en la inversión en la agricultura, la acentuación de la distribución de tierras a los sectores productivos medios del campo, así como la solución de servicios básicos como, el servicio eléctrico y dedicación de fondo a la educación, siendo la recurrencia a prestamos, sobre todo, a través de organismos internacionales (verbigracia el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial), aumentando la deuda pública.

Las ideologías políticas predominantes en cada gobierno. En esta arista del presente análisis, mediante el estudio de la composición social e intereses sectoriales de sendos gobiernos, se podría afirmar que las gestiones públicas propias de este trabajo, acusan una diferenciación sustancial.

En ese sentido, el gobierno perredeista por su composición social, se podría definir como un gobierno al servicio de los sectores de clase media alta y el sector hacendado, sobre todo, del norte del país. Es importante apuntalar, que los sectores tabaqueros y arroceros del Cibao, han sostenido a lo largo de la historia republicana una posición sectorial de intereses económicos, que tuvo su manifestación en el gobierno en esta gestión analizada.

En contraste, el último gobierno de los doce años de Balaguer, representó los sectores conservadores tradicionales y la naciente burguesía empresarial, cuya manifestación política de estos intereses evidenciaba una posición ideológica con un peso especifico en la vida nacional al servicio de los sectores conservadores: de ahí, la cruenta persecución por razones políticas, la conducción institucional de los cuerpos militares y policiales, al sesgo político en contra del "monstruo" del comunismo; también se evidencio una gestión al servicio exclusivo de los intereses económicos de la clase alta.

Los partidos políticos existentes en el entramado estructural de los regímenes políticos en el contexto nacional. La administración de Joaquín Balaguer (en el periodo estudiado), combatió de manera férrea los partidos políticos de oposición, incluyendo el propio Partido Revolucionario Dominicano, declarando ilegales los partidos de la izquierda (ya sean revolucionario o comunista). Los partidos existentes, eran organizaciones acolitas al régimen que servían de instrumento al presidente.

El principal partido era el Partido Reformista, que en esos años adoptaba la ideología social cristiana. En el año 1977 fue realizada una operación de carácter política militar denominada "operación chapeo", donde fueron eliminados miles de militantes izquierdistas, especialmente los encarcelados. Esta acción había sido denunciada públicamente por el Profesor Juan Bosch, pretendiendo evitar el baño de sangre, lo que no impidió este genocidio político (Vargas, 2011).

El gobierno Perredeista de Antonio Guzmán, fue todo lo contrario, legalizo los partidos políticos de izquierda, elimino las leyes anticomunista, incentivó la participación de todos los partidos en los procesos electorales, así como propiciar el nacimiento de nuevos partidos, lo que fortaleció la institucionalidad democracia.

En el aspecto militar, implemento medias para adecentar los cuerpos militares y policiales, a los fines de profesionalizarlo y apartarlo de su antiguo rol político anticomunista y anti perredeista, jugado en el periodo de gobierno balaguerista.

5 comentarios:

  1. muy buena la info, pero seria mejor si las clasificaras por subtitulos y asi uno se ahorra la molestia de confundirse con ambos.

    ResponderEliminar
  2. muy buena la info, pero seria mejor si las clasificaras por subtitulos y asi uno se ahorra la molestia de confundirse con ambos.

    ResponderEliminar
  3. Si fuera nas corta como en forma de resumen seria mejor

    ResponderEliminar